Encuentro en Barcelona: Dice Rajoy que en el PP son todos buenos. Si pensamos como él, en España no ha habido tanta gente buena en la cárcel como ahora


Intervención de Pedro Sánchez Pérez-Castejón en su encuentro con militantes del PSOE en Barcelona

Encuentro en Barcelona: Dice Rajoy que en el PP son todos buenos. Si pensamos como él, en España no ha habido  tanta gente buena en la cárcel como ahora

Dice Rajoy que en el PP son todos buenos. Si pensamos como él, en España no ha habido tanta gente buena en la cárcel como ahora

Escribo estas líneas en la mañana de uno de los días que más me gustan del año, El Día del Libro. Y lo hago con el regusto agradable de haber participado ayer, rodeado de buenos compañeros y compañeras, en la Cursa Nocturna de L´Hospitalet. Ha sido fantástico.

Quiero pues, en primer lugar, desear a todos y todas un feliz Día del Libro y del Creador. Ayer, los compañeros y compañeras de la Plataforma de L´Hospitalet ya me adelantaron Sant Jordi, regalándome “Patria”, de Fernando Aramburu. Gracias, tenía muchas ganas de leerlo. El cariño que me llevo de tantos militantes no tiene precio, sois lo mejor de este proyecto. Gracias por vuestra força, por supuesto que seguirem endavant. Feliz Sant Jordi a todos y todas los catalanes, molt bon día.

Quiero también desearles un feliz día de hoy a todos los castellanos y leoneses, en la fiesta de su Comunidad. Ayer vivimos algo especial en Barcelona. La afluencia masiva y plena de ilusión, la energía de los oradores, la sensación de estar viviendo algo único… Quiero deciros que no concibo estas primarias únicamente como un proceso interno, para mí son el kilómetro cero del cambio en España y también en Cataluña. Si el socialismo español y catalán salimos de este proceso con las fuerzas renovadas, también significará el principio de la solución a un proceso gripado que atenaza a la sociedad catalana y española. Frente a la derecha española y catalana envueltas en banderas para tapar sus vergüenzas, frente al populismo independentista, frente al inmovilismo, los socialistas encontraremos una solución.

Encuentro en Barcelona: Dice Rajoy que en el PP son todos buenos. Si pensamos como él, en España no ha habido  tanta gente buena en la cárcel como ahora

Siempre ha sido así, a España y a Catalunya les ha ido bien cuando ha gobernado el socialismo. Y lo volveremos a hacer. El problema de España y Catalunya son sus malos gobernantes, aquellos que se envuelven en banderas para tapar la corrupción. La cuestión catalana y española no se resuelve con banderas, sino con diálogo. La solución para España y Cataluña tiene un nombre y los socialistas catalanes siempre lo han conocido: Federalismo.

Una España federal, unida y fuerte en su diversidad. Lealtad federal frente a las tentaciones recentralizadoras, lealtad federal frente a las aventuras independentistas. Una España donde las culturas de sus pueblos sean un patrimonio común, donde el español sea una herramienta también que nos sitúe en el mundo globalizado. Una España en la que El Quijote tenga el espacio que merece en Barcelona y donde los niños y niñas de otras partes de España, estudien a Josep Pla.

No tengo miedo a decir lo que pienso y reclamo el derecho a un debate sosegado sobre la cuestión territorial, como primera condición para solucionar definitivamente este asunto. Para mí España es una nación de naciones y Cataluña es una nación. Lo creo así y así es como la definió Gregorio Peces-Barba. Gregorio, maestro de tantos de nosotros, insigne jurista, padre de la Constitución y uno de los socialistas más notables de nuestra historia. Él mejor que nadie sabía que ese es el espíritu de nuestra Constitución y esa es la vía para amalgamar de una vez por todas ese espacio compartido de derechos y deberes ciudadanos que es España.

Encuentro en Barcelona: Dice Rajoy que en el PP son todos buenos. Si pensamos como él, en España no ha habido  tanta gente buena en la cárcel como ahora

Habrá quienes tengan otra opinión, habrá incluso que lo que recogen para ellos algunos estatutos de autonomía, no lo deseen para otros. Pero discutámoslo con responsabilidad, no utilicemos el discurso del miedo, que por otro lado nos es ajeno y del que hemos sido víctimas los socialistas tantas veces.

Ayer, lamentablemente, tuvimos noticias de más intervenciones judiciales alrededor del Caso Lezo. La corrupción se ha convertido últimamente en algo parecido al carrusel deportivo de las radios, donde ya solo falta pedir minuto y resultado. Aunque este último lo conocemos, el resultado de todo esto ha sido una enorme charca de putrefacción que nos avergüenza y que ha robado oportunidades a la gente que más lo necesitaba. La corrupción produce peores hospitales, menos escuelas, menos derechos. La corrupción nos avergüenza como país y amenaza con pudrir todo nuestro edificio de convivencia.

Vuelvo a pedir la comparecencia de Mariano Rajoy en el Congreso para que explique su relación con la trama Gürtel. Lo extraño no es que Rajoy vaya a declarar a un juzgado, lo extraño es que después de ello siga siendo presidente del Gobierno. Lo extraño es que después de que se hicieran públicos los mensajes de móvil a Bárcenas, aquel “hacemos lo que podemos”, continuara un minuto más en La Moncloa.

Durante todos estos años, Rajoy ha sido un presidente con dos sombreros. Cuando está en La Moncloa, lleva ese con el que realiza los recortes para todos. Cuando está Génova 13, lleva el que otorga barra libre a los suyos.

Ayer fue el Congreso Nacional de las Nuevas Generaciones del PP (NNGG). Su presidente, en un alarde de “rebeldía juvenil” …lo primero que hizo fue salir a defender a Esperanza Aguirre. Se nota que están en contacto con las necesidades de los jóvenes españoles, que sitúan bien su escala de prioridades. Decía Rajoy ayer ante las NNGG, que en el PP son todos buenos. Si pensamos como él, en España no ha habido tanta gente buena en la cárcel como ahora. Una “injusticia”, sin duda.

Pedro Sanchez Barcelona

Un último recuerdo para nuestra hermana Francia. Ha pasado por momentos muy difíciles este tiempo y hoy tiene la primera vuelta de las Elecciones Presidenciales. Solo un mensaje para los franceses y las francesas: no sucumbáis al miedo. Ante la incertidumbre de lo que nos depara el futuro, la solución no es renunciar a aquello que precisamente hace mejores a nuestras sociedades. Toda Europa estará atenta a lo que sucede en Francia, ese gran país siempre ha sido un espejo en el que nos miramos todos los europeos.

Creo firmemente que entre el populismo que se aprovecha de nuestros miedos y el inmovilismo que los crea, hay otra alternativa. Aspiro a que en no demasiado tiempo España sea ejemplo de ello para toda la ciudadanía europea. ¡Yo digo Sí a la esperanza de una Europa mejor!

¡Sí es Sí!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *