El cambio no tiene intermediarios. La garantía de cambio es decir Sí al Partido Socialista


En el acto de arranque de la precampaña, de presentación de las candidaturas socialistas, me dirigí a todos los que el pasado 20 de diciembre creyeron que el voto a otras fuerzas de izquierda no impediría un cambio en España ni que hubiera un nuevo presidente, para decirles que el cambio no tiene intermediarios y que la garantía de cambio es decir ‘Sí’ al Partido Socialista.

En el pabellón de la ONCE de Madrid y ante 3.500 personas expliqué que el próximo 26 de junio se va a celebrar un plebiscito sobre el cambio en España, muchas papeletas van a representar el ‘No’ al cambio, y solamente una lo va a garantizar: la del Partido Socialista Obrero Español.

El PSOE sale a ganar las elecciones. No las vamos a afrontar pensando en lo que pudo ser y no fue, sino con la esperanza y la ilusión de lo que puede ser y estoy convencido de que va a ser, el triunfo de un gran ‘Sí’ al cambio. Porque, si el PSOE gana las elecciones, en una semana habrá gobierno; no un gobierno cualquiera, habrá un gobierno progresista, dialogante, limpio y social.

Yo seré generoso, todo lo que no han sido conmigo, porque sé que cuantas más personas se sientan identificadas con ese Gobierno del cambio, más poderoso será, y porque aunque el cambio no es patrimonio exclusivo del PSOE, también sabemos ya que si el PSOE no gana las elecciones, en España no habrá cambio. Así de sencillo.

Recordé algunos de los grandes logros de los presidentes y vicepresidentes autonómicos socialistas y también de los gobiernos socialistas de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, tales como la educación y sanidad pública universal, las pensiones no contributivas, la entrada de España en la Unión Europea, la ley contra la violencia de género o el fin de la violencia etarra. Nada de eso habría sido posible sin vuestro aliento, compromiso y movilización, porque el cambio sois y lo hacéis posible vosotros, les dije a los asistentes al acto.

Ante los desafíos globales, hay dos actitudes: la del miedo o la de la motivación y ahora mismo la ciudadanía, sobre todo la clase media y trabajadora que nosotros representamos, no ve el futuro como una esperanza sino como una amenaza; algo que tenemos que revertir y cambiar. Yo no quiero que al Partido Socialista le voten ni por miedo ni por rencor, quiero que nos voten con ilusión de hacer de nuestro país un país mejor, porque en ilusión, en ganas y en capacidad, no hay país como España.

En esta campaña, vamos a jugar limpio. Nosotros no vamos a agitar banderas, no vamos a hablar de sillas, ni de siglas, vamos a construir soluciones y vamos a construir país, que es lo que se merecen los españoles.

Rajoy se dedica a agitar banderas para no hablar del multazo, con que nos amenaza la Comisión Europea por no cumplir con los objetivos de déficit. Los españoles vamos a pagar dos veces el incumplimiento de Rajoy, vía recortes y vía multa. Propongo a los españoles que esto no le salga gratis el próximo 26 de junio al presidente en funciones, diciendo ‘Sí’ al cambio y ‘No’ a Rajoy.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *