El cambio seguro


Ayer intervine en el foro de La Razón, para explicar, a grandes rasgos, cual es mi propuesta de gobierno. Los socialistas somos conscientes que se ha producido una quiebra de confianza entre los políticos y la ciudadanía. La política hoy en día es percibida, no como una solución, sino como un problema en sí misma, por eso, proponemos a los españoles emprender juntos un cambio seguro.

Un cambio seguro que sólo puede ofrecer el Partido Socialista Obrero Español. Porque seguridad y estabilidad no puede ofrecer un Partido Popular sin proyecto y cuyos cimientos sufren de la aluminosis de la corrupción; ni tampoco fuerzas extremas lo que equivaldría a decir que el futuro de España puede sostenerse sobre el vacío. Un cambio seguro que emprenda una triple transición: la política, la social y la económica.

Cada vez que se produce un escándalo de corrupción, se acentúa el sentimiento de desencanto y pesimismo hacia la política. Por eso, creo firmemente en la necesidad de una nueva Transición Política, basada en tres pilares fundamentales: la lucha contra la corrupción; la reforma de los partidos políticos y la reconversión institucional.

Me propongo cambiar la política para cambiar nuestro país. Para hacer una España mejor en la que se vuelva a confiar en el papel de las instituciones.

La segunda transición que proponemos en nuestro cambio seguro es la Transición Social. A los socialistas nos preocupa que España es cada vez más un país desigualitario, en el que tenemos una clase media cada día más menguada. Esta creciente desigualdad no la ha producido la crisis por sí sola: es resultado de la estrategia del Gobierno basada en bajar salarios y recortar derechos. Es lógico que hoy millones de españoles miren al mañana con temor, y es lógico que hayan perdido su confianza en la política.

Junto a este cambio social queremos abordar la modernización de nuestra economía: la Transición Económica. Nuestra propuesta se compone de 5 reformas relacionadas entre sí:

  • Reindustrializar España.
  • Reforma fiscal.
  • Nuevo Estatuto de los Trabajadores.
  • Democracia en la economía.
  • Reforma energética.

Mi proyecto para España es el de la economía del talento y mérito; una economía sin privilegios, sin posiciones blindadas, sin más barreras que la capacidad y el esfuerzo. En definitiva, los socialistas proponemos un cambio seguro que transforme España desde la izquierda con iniciativas audaces, rigurosas y sensatas.

Fuimos, somos y volveremos a ser el gran partido del cambio. Ha llegado el momento de dar un paso al frente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *