El gobierno del cambio significa poner fin a la desigualdad y defender los intereses de los trabajadores


Tras un encuentro celebrado en el Congreso de los diputados con los líderes de UGT, Josep María Álvarez y de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, a preguntas de los medios de comunicación, aseguré que el gobierno del cambio significa poner fin a la desigualdad y defender los derechos de los trabajadores, proteger a aquellos trabajadores que ahora mismo no tienen ningún empleo. Agradezco a los líderes sindicales su aliento para que no tiremos la toalla y las tres fuerzas del cambio podamos materializar el gobierno del cambio.

Un gobierno del cambio significaría defender los derechos de los trabajadores y proteger a aquellos que ahora mismo no los tienen, porque lo contrario es más precariedad, más desigualdad y más Rajoy.

Hay razones de sobra para que se pueda liderar ese gobierno del cambio y pongamos en marcha la legislatura de la igualdad. Hay mucha gente que lo está esperando: 2 millones de niños y niñas que están sufriendo pobreza; casi 3 millones de españoles en paro de larga duración y muchos de ellos sin ningún tipo de prestación como consecuencia de las políticas injustas que ha planteado el PP.

Quedan 13 días para la ronda final del Jefe del Estado y hago un llamamiento a las fuerzas políticas y a su responsabilidad. Yo he asumido la mía dando un paso al frente para intentar liderar ese cambio político que tanto necesitan los españoles.

Pedí al resto de formaciones políticas que se dejen de pensar en coaliciones electorales y empiecen a trabajar para hacer frente a las urgencias sociales, porque eso es lo que esperan y desean millones de españoles que el pasado 20 de diciembre votaron por el cambio, y que es precisamente lo que tenemos que hacer realidad los líderes políticos antes de que termine esta legislatura.

En mi opinión, hay urgencias sociales que son claras. Tenemos que poner en marcha un plan de emergencia social para frenar la desigualdad y la exclusión social que sufren millones de españoles y españolas; tenemos que reconstruir el Estado del bienestar; aprobar un nuevo Estatuto de los Trabajadores que reconozca nuevos derechos laborales y recupere muchos de los derechos perdidos por la reforma laboral del PP.

Cada vez hay más razones para un gobierno del cambio y menos para seguir sosteniendo mediante una coalición negativa a este gobierno de la vergüenza. Un gobierno que no hay que olvidar que tiene un ministro con empresas en paraísos fiscales y nadie asume responsabilidad política; tuvo a un tesorero del PP con cuentas millonarias en Suiza, y nadie asumió tampoco su responsabilidad política; y tenemos a un ministro de Hacienda que ha aprobado amnistías fiscales para blanquear a sus compañeros y ex compañeros de partido ese dinero en paraísos fiscales; y tenemos a un presidente de gobierno ausente, como es Rajoy.

Empecé mi comparecencia con una condena por el último caso de violencia de género. Trasladé las condolencias del PSOE a la familia de la mujer asesinada en Sant Feliú de Llobregat (Barcelona), e hice un llamamiento al resto de formaciones políticas para que en esta legislatura podamos alcanzar un pacto político e institucional contra la violencia de género.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *