Frente al terror, no puede haber divisiones ni cabe el partidismo


Volví a invitar al conjunto de las fuerzas políticas españolas a sumarse al acuerdo por la Libertad y contra el terrorismo yihadista, porque en la defensa de la libertad de todos, debemos estar todos. Necesitamos política y necesitamos políticos que estén a la altura, que entiendan que, frente al terror, no puede haber divisiones, ante la barbarie no cabe el partidismo.

Durante mi intervención en el desayuno de Nueva Economía Fórum, donde presenté a la secretaria general del PSOE-M, Sara Hernández, manifesté que atentados como los de París demuestran que no nos hemos equivocado cuando hemos respondido al desafío de la sinrazón con leyes, con inteligencia, con unión y con buena política. Prueba de ello, es el pacto que en febrero propuse al Presidente del Gobierno para garantizar la seguridad de todos y dotar al Estado de derecho de instrumentos actualizados para prevenir y combatir este terrorismo que adopta nuevas formas en su estructura, su reclutamiento y su financiación.

23123065381_abb4f70935_o

La amenaza es global y nuestro país está directamente señalado por los terroristas, por ello no nos podemos limitar a observar, como tampoco basta con asentir y apoyar las iniciativas de otros países. En mi opinión, es el tiempo de hablar claro, de dar respuestas que generen seguridad. Es el tiempo de la buena política, de la acción y de la unión de los demócratas para erradicar el terrorismo.

Hay que ser prudente como dice Rajoy, pero también tener posición y explicarla a los ciudadanos. Mi posición es clara: en primer lugar, unidad de los demócratas y las democracias ante el DAESH; en segundo, legalidad internacional que ampare toda solución, y en tercero,  enfoque integral en la lucha contra el terror: cortar las vías de financiación, el tráfico de armas, el impulso a la cooperación al desarrollo, solución política en Siria y diálogo con la comunidad musulmana, afectada también por el terror del DAESH.

Necesitamos no olvidar la memoria de las víctimas y cuidar todos los días el espacio donde se materializa y expresa ese recuerdo. Por ello, he pedido, sin ánimo de polémica, que se recupere el monumento de Atocha a las víctimas del 11-M, hoy abandonado por las instituciones.

En cuanto a las nuevas formaciones que suscitan un falso debate entre vieja y nueva política, reivindiqué la buena política; esa que España necesita recuperar y que implica cambiar para unir lo que la derecha quebró: empleo y derechos, crecimiento y justicia, política y decencia.

La buena política vendrá de quienes apostamos por universalizar la educación de 0 a 18 años, no por quien recorta en educación, ni por quien le da su apoyo para hacerlo. Vendrá de quienes haremos del Estatuto de los Trabajadores una Carta de Derechos Laborales, no por quien aprobó la reforma laboral o quien aspira a continuar devaluando los derechos de los trabajadores. Vendrá también, de quienes recuperaremos la universalidad de la sanidad pública y no de quien instaura los copagos, ni de quien pretende ampliarlos. En definitiva, el cambio seguro es más izquierda y no la suma de las derechas.

De cara a los próximos comicios, también me referí al resultado electoral en la Comunidad de Madrid, y tras recordar que con Ángel Gabilondo el PSOE cosechó un gran resultado en las autonómicas -superando el voto progresista al voto conservador en la región-, me mostré convencido de que la mayoría progresista de Madrid se hará valer el 20-D.

A mi juicio, lo que se decide en esta cita con las urnas es si queremos avanzar con justicia o resignarnos al camino de la desigualdad de la derecha. Los avances seguros, al igual que al volante, siempre se producen por la izquierda, nunca por la derecha; ni la de siempre, ni la suma de la vieja y la nueva derecha, como ya hemos visto en Murcia, La Rioja,  Castilla y León… o Madrid donde la nueva derecha apoyó al PP de la Gürtel y la Púnica, impidiendo el Gobierno del presidente que merecían los madrileños, Ángel Gabilondo.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *