pedro-sanchez-firma-cs

La firma de este acuerdo es el primer paso para el cambio político en España

24 febrero, 2016 - 8 minutes read

Tras la firma del Acuerdo de Legislatura alcanzado por el PSOE y Ciudadanos señalé que en mi opinión constituye el primer paso, no el necesario pero sí el primero, para que se produzca el cambio político en nuestro país y haya un nuevo gobierno en España a partir de la próxima semana.

Hay voluntad de acuerdo, cuando hay voluntad de cambio. Cambiar no es quitar a unas personas para poner otras, ni hablar primero de los sillones y luego de las soluciones; es modificar el fondo, las políticas, y también la actitud y la práctica de hacer política, es decir, abandonar el verbo vetar y abrazar el verbo acordar, o abandonar el verbo imponer y poner en práctica el verbo entender en nuestra práctica política.

Este acuerdo suma porque la única victoria política que hay en él es el acuerdo y por eso es un acuerdo abierto, que no excluye y que tiende la mano a izquierda y a la derecha para que entre todos podamos lograr un nuevo tiempo en nuestro país y, sobre todo, que España tenga ya un Gobierno la próxima semana.

Lo que ha primado en su elaboración es pensar en el bien común y en el interés general, así como responder al compromiso que asumí ante el Jefe del Estado de hablar con las fuerzas políticas de las cosas que nos unen y no de las que nos separan. De ahí que el PSOE decidiera desde ese día emprender un camino lleno de serenidad y de responsabilidad que ha dado como fruto este documento, finalmente cerrado esta madrugada.

pedro-sanchez-firma-cs-dos

Un acuerdo, que es de investidura, pero también de legislatura. Recoge más de 200 reformas, y surge de un camino que recorremos con enorme generosidad porque ambos hemos cedido, para que ganen los españoles, como demuestra el que lleva propuestas del programa electoral tanto del PSOE como de Ciudadanos. En definitiva, un acuerdo que responde al mandato de la urnas el pasado 20 de diciembre que era muy claro: pónganse de acuerdo, no impongan su programa electoral, vean qué cosas les unen y, a partir de ahí, gobiernen desde esa unidad. Con este acuerdo se cumplen los requisitos de hacer un programa reformista y progresista, donde estén presentes valores vinculados a la historia del socialismo democrático como justicia social, libertad, derechos, diálogo, entendimiento, oportunidades, libertades… Eso es lo que explica la naturaleza y la concreción de sus medidas.

Respondí a los que dicen que el acuerdo PSOE-Ciudadanos no suma. No han entendido nada, porque sí suma. Se trata de un éxito y de un acuerdo histórico entre dos formaciones de ámbito nacional que no solamente acuerdan una investidura, sino una senda de reformas progresistas que necesita nuestro país y que están demandando los ciudadanos.

Este acuerdo suma porque propone una solución al atasco político que vive España; este acuerdo suma porque propone soluciones a los problemas de la ciudadanía; este acuerdo suma porque no excluye, no confronta y convoca a los españoles; este acuerdo suma porque nosotros cumplimos con el mandato de los ciudadanos que nos han pedido a los políticos que la única victoria que alcancemos sea el acuerdo.

Entrando ya en las medidas concretas del acuerdo -que se divide en siete ejes-, detallé que, en el plano Económico y Laboral, recoge la derogación de la reforma laboral del PP; la aprobación de un nuevo Estatuto de los Trabajadores; un Plan de choque contra el desempleo; la subida del Salario Mínimo Interprofesional; la puesta en marcha del Ingreso Mínimo Vital; una reforma fiscal para mejorar la progresividad de los impuestos y la tributación de la riqueza con la creación de un impuesto sobre las grandes fortunas, entre otros aspectos.

En el mercado laboral, el acuerdo habla de reducir el número de contratos de los actuales 40 tipos, a tres: contrato fijo, contrato de formación y un contrato que pasa de llamarse temporal a estable progresivo.

Otra de las claves del acuerdo es la agenda social y poner en marcha un plan de emergencia social. En este sentido, se fija un presupuesto extraordinario de 7.000 millones de euros para en la próxima legislatura poner en marcha el ya citado Ingreso Mínimo Vital, para esos 700.000 hogares que no tienen ningún tipo de prestación.

En materia de Educación, Sanidad y Dependencia, el objetivo es derogar todos los recortes y reformas que durante estos cuatro años ha aprobado el gobierno del PP.

En el capítulo de derechos y libertades, hemos acordado derogar la ley mordaza; derogar la prisión permanente revisable; suprimir las tasas judiciales a  pymes y autónomos; aprobar una Ley de muerte digna a nivel estatal; aprobar  una Ley de igualdad de trato; aprobar una Ley de Libertad Religiosa, que implique la revisión de los acuerdos con la Santa Sede…

Otro de los apartados del acuerdo tiene que ver con la regeneración, la democracia interna y las reformas institucionales. En este sentido, algunas de las medidas son: la regulación de primarias por ley; vincular la financiación de los partidos a su democracia interna; que se reconozca una responsabilidad patrimonial de los partidos en casos de corrupción y de financiación irregular; la regulación de los debates electorales en las campañas, la dedicación exclusiva de diputados y senadores.

Como último aspecto del acuerdo planteamos una reforma urgente de la Constitución que signifique la supresión de los aforamientos; reducir a 250.000 las firmas del mínimo exigido para las Iniciativas Legislativas Populares; la reducción del órgano de gobierno de los jueces de 20 a 10; limitar a 8 años el mandato del presidente del Gobierno y la supresión de las Diputaciones Provinciales, transformándolas en Consejos Provinciales de alcaldes que implique una racionalización de las administraciones en nuestro país.

Acuerdo para un gobierno reformista y de progreso

Share Button

Tags: , ,