Le pido a Albert Rivera que piense un poco más en las ciudadanas


En un mitin en Gijón le pedí al candidato de Ciudadanos, Albert Rivera, que piense un poco más en las ciudadanas, por su propuesta de eliminar la pena por agravante de violencia de género que, en mi opinión, es un pensamiento reaccionario.

Subrayé en Gijón, ante 2.600 personas, que el PSOE lleva 26 mujeres de cabezas de lista de las 52 circunscripciones, el 50%, mientras que Podemos lleva solo a 19 mujeres como cabezas de lista, el PP a 15 y Ciudadanos a 11. A todos ellos les dije: ¡que empiecen a pensar un poco más en las ciudadanas!

Mientras Ciudadanos pide el voto para gobernar con el PP y Podemos pide el voto para ganar al PSOE, el PSOE pide el voto para crear empleo con derechos, reconstruir el Estado del Bienestar y para echar al amigo de Bárcenas de la Moncloa el próximo 20 de diciembre, es decir, para ganar al PP.

Aquellos partidos políticos que están diciendo que van a bajar los impuestos, mienten, como mintieron en 2011. Además, recordé que si bajan los impuestos recaudados significa que para cuadrar las cuentas públicas van a recortar de la sanidad, de la educación, de la dependencia y de las políticas sociales.

pedro-sanchez-gijon-dos

Denuncié que Rajoy diga que va bajar los impuestos y que ya los ha bajado en estos años, cuando realmente ha bajado los impuestos a los 4.500 contribuyentes que declaran ganar más en el IRPF, 72.000 euros al año, pero para los 8 millones de contribuyentes que menos declaran la bajada ha supuesto, 52 euros al año. 72.000 frente a 52. No es la crisis, es la derecha que pretende construir un modelo de desigualdad en nuestro país. Tenemos que ser honestos y decir la verdad: yo no voy a subir los impuestos a la clase media y trabajadora de este país, pero vamos a articular un plan de lucha contra el fraude fiscal y vamos a subir los impuestos a las grandes corporaciones de este país.

Me referí también a las informaciones que apuntan a que al ex diputado del PP y embajador en la India, Gustavo de Arístegui, y el diputado popular Pedro De la Serna, han cobrado comisiones por interceder a favor de contrataciones públicas en terceros países. Lo más grave es la respuesta de Mariano Rajoy que dice que no hay motivo para el escándalo porque es normal que se realicen este tipo de intercesiones.

Lo que queda claro es que la corrupción del PP está centralizada en la sede de la calle Génova, pero esta corrupción no conoce límites ni fronteras. Es tal el excedente de corrupción que tiene el PP, que ahora mismo lo que hace es exportar corrupción y por eso lo que tenemos que hacer el 20 de diciembre es devolver la decencia al gobierno de España e impulsar una regeneración democrática llevando al PP a la oposición para que se renueve y se regenere.

Respecto al debate cara a cara con Mariano Rajoy del próximo lunes, señalé que  cuando me han preguntado qué temo del debate, mi respuesta  siempre ha sido la misma: que no aparezca.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *