Mi gobierno garantizará las pensiones públicas de hoy, de mañana y de pasado


Nuestro país se enfrenta de aquí a 15 años al desafío de cómo garantizar unas pensiones dignas a nuestros mayores. En Logroño me comprometí a que mi gobierno reconstruirá el Pacto de Toledo y garantizará las pensiones públicas de hoy, de mañana y de pasado.

En un mitin en la capital riojana subrayé que mientras que el PP lo que ha hecho ha sido recortar las pensiones, lo que quiere el PSOE es aumentar la financiación pública de las pensiones mediante un recargo de solidaridad que paguen las grandes corporaciones, las grandes fortunas, los grandes patrimonios para financiar la Seguridad Social y con ellos garantizar unas pensiones públicas a los mayores del mañana.

El Gobierno de Rajoy ha sido un pésimo gestor de los recursos públicos y, en especial, de las pensiones de nuestros mayores. En este sentido, recordé que los socialistas dejamos la hucha de las pensiones con 66.000 millones de euros y el PP se ha pulido la mitad de la hucha, hasta los 33.0000 millones de euros. Como siga gobernando Rajoy cuatro años más nos quedaremos con la hucha de las pensiones a cero.

La reforma laboral del PP ha hecho que se cotice menos a la Seguridad Social, lo que supone que haya más gasto y menos ingresos en la Seguridad Social, y que el Gobierno de Rajoy haya impuesto copagos farmacéuticos a los pensionistas. En este sentido me comprometí, si los españoles me dan su confianza y gobierno, a derogar la reforma laboral del PP y a eliminar los copagos sanitarios.

Por eso insistí en que es urgente un cambio de gobierno, un gobierno progresista, que reconstruya muchos de los derechos  que hemos perdido estos años.

Esta semana ha habido revelaciones importantes, ya que hemos descubierto que el desencanto de los votantes de Podemos llega hasta Pablo Iglesias, porque hasta incluso él reconoce que los mejores presidentes son socialistas.

La segunda revelación es la de Mariano Rajoy, que después de cuatro años de estar gobernando España ayer dijo que en España hay españoles. A ver si aclara ahora qué es lo que hay en Suiza y en Panamá.

Rajoy es un político previsible, ya que si gana las elecciones Rajoy, previsiblemente habrá recortes, habrá devaluación de reformas laborales sucesivas anunciadas en Bruselas y habrá también nuevos casos de corrupción. Así que, el próximo 26 de junio tenemos que decir Sí al cambio y No a Mariano Rajoy, votando al único partido que los garantiza, que el PSOE.

Tienen razón aquellos que dicen que el próximo gobierno depende del Partido Socialista, ya que si los millones de votantes del PSOE salís a votar, habrá cambio el 26 de junio y el 27 de junio habrá un gobierno presidido por el Partido Socialista.

También me dirigí a  los veteranos que participaron en las primeras elecciones democráticas que se celebraron hace 39 años y que descubrieron que con el poder del voto se podían transformar muchas cosas y cambiaron la historia de nuestro país. Frente a quienes ahora dicen que es mejor que esos viejos socialistas no vayan a votar, pedí a aquellos viejos socialistas que trajisteis la sanidad, la educación, la dependencia, la igualdad entre hombres y mujeres y la interrupción voluntaria del embarazo de las mujeres, que vayáis  a votar al PSOE el 26 de junio.

Entiendo la frustración de algunos votantes del PSOE por el bloqueo de Iglesias y de Rajoy a un gobierno de cambio, pero insistí en que hoy hay más razones que nunca para votar al PSOE, porque tenemos el cambio muy cerca, porque el fin de Mariano Rajoy está muy cerca y porque España necesita un gobierno presidido por el Partido Socialista, basado en el entendimiento entre distintos partidos, algo que solo lo garantiza el PSOE.

SI QUIERES LEER EL DOCUMENTO “COMPROMISOS PARA UN SÍ A UNA SOCIEDAD INTERGENERACIONAL JUSTA”, PINCHA AQUÍ.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *