Encuentro en Ourense: No podemos resignarnos a que España no sea un país para jóvenes. 1


Intervención de Pedro Sánchez Pérez-Castejón en su encuentro con militantes del PSOE en Ourense.

Encuentro en Ourense: No podemos resignarnos a que España no sea un país para jóvenes.

No podemos resignarnos a que España no sea un país para jóvenes.

De estar con los/as socialistas de Ceuta a vernos con los/as socialistas de Ourense, casi en un suspiro. Se me ocurren pocas maneras más de tomar conciencia de la enorme diversidad y riqueza que tiene España. Y de cómo los anhelos, los sueños y las esperanzas compartidos, unen indisolublemente por encima de las diferencias. Ésta última es una lección que hay que aprender para superar cualquier tensión territorial. Trascendamos, generemos proyectos compartidos ilusionantes, démonos buenas razones para seguir caminando siempre de la mano.

Hoy, en Ourense, hemos vuelto a vibrar conjuntamente por el sueño de algo mejor. Gracias al socialismo gallego, al socialismo de Ourense, que lucha por el progreso de su provincia. Desde la ciudad más grande a la aldea más pequeña, todos los/as concejales y alcaldes, la militancia, son ejemplo de integridad, de buen socialismo. En nombre de todos ellos, he reivindicado la Memoria Histórica evocando la figura de Manuel Suárez Castro, cantero y sindicalista, alcalde socialista fusilado en el 37.

Queremos conquistar el futuro y la mejor manera de hacerlo es con la base sólida que provee tantas historias de dignidad. Gracias una vez más a las plataformas, a todos los afiliados y afiliadas que nos acompañaron esta tarde, a tantos progresistas que quieren compartir nuestra esperanza.

Pedro Sánchez con militantes del PSOE en Ourense

En Ourense estaban representadas distintas generaciones de socialistas: hombres y mujeres que se afiliaron al PSOE en la clandestinidad y en la democracia; socialistas de corazón, con o sin carnet; militantes de base, cargos orgánicos e institucionales… todos somos bienvenidos, todos formamos parte del partido abierto y participativo que estamos llamados a recuperar en las primarias.

Y nuestro proyecto es un Sí al PSOE. Sí a ser el partido de la izquierda, autónomo y creíble, Sí a que los afiliados decidan, Sí al PSOE que cumple con la palabra dada. Un Sí optimista. Un Sí al futuro. Nuestro color favorito no es el azul, el morado o el naranja, nuestro color favorito es el rojo, el rojo del PSOE. Y porque decimos Sí al PSOE, decimos NO al PP. Ni debajo ni al lado, el sitio del PSOE está frente a la derecha, seremos el partido de la izquierda. No habrá votos socialistas para políticas de derechas. Decir Sí al socialismo en Ourense es decir NO al machismo, a la desigualdad y al nepotismo hecho política del PP de Baltar.

Me quiero hoy detener brevemente en un Sí muy concreto que este partido debe dar: un Sí muy grande a la juventud española. La derecha se olvidó del futuro. España es el país con mayor desigualdad intergeneracional de Europa. Son los jóvenes quienes han sufrido los recortes y la austeridad: la precariedad, los contratos por horas con sueldos de miseria, recortes en educación y cultura, en las políticas de viviendas, la emigración de cientos de miles de jóvenes y el abandono por falta de becas de alumnos con expedientes académicos y científicos brillantes. Hay más de dos millones de niños y niñas que sufren pobreza.

No podemos resignarnos a que España no sea un país para jóvenes. Debemos dar respuesta a sus demandas y problemas. Trabajemos porque en España no haya una generación perdida: la de aquellos jóvenes que ante la falta de oportunidades tuvieron que emigrar; de eso en Galicia precisamente saben muy bien, en todo el Noroeste español hay un grave problema de oportunidades para la gente más joven.

Trabajemos por que regresen a casa. No queremos a los jóvenes fuera de España sino a la vanguardia del gran cambio político, económico y social que lideraremos en este nuevo tiempo. Como quiero también que trabajaremos por renovar la democracia dentro y fuera de los partidos políticos. Eso fue lo que el 15M demandó a los políticos, y esa demanda de regeneración aún está pendiente. Somos nosotros quienes podemos liderar esa sed de renovación política.

Pedro Sánchez con militantes del PSOE en Ourense

La democracia como obra humana es un edificio siempre por construir, siempre por terminar, siempre en evolución y en plena transformación. No es la idea de la democracia lo que está en crisis, lo que los jóvenes y no tan jóvenes ponen en cuestión es la forma en la que funciona la democracia. Abramos las instituciones, abramos los partidos políticos, pongamos fin a los aforamientos, echemos el candado a las puertas giratorias, respondamos con contundencia a los casos de corrupción, pongamos fin a la impunidad.

Democracia y justicia gritan, pues democracia y justicia es lo que debemos garantizar. Reivindicando la política, no alejándonos de ella. La política es la mejor herramienta de cambio, hagámosla con los hechos y no sólo con las palabras. Si prometemos algo, lo cumplimos; sólo recuperaremos la credibilidad si cumplimos con la palabra dada. El PSOE volverá a ser la primera fuerza cuando demostremos ser coherentes haciendo lo que decimos y diciendo lo que hacemos. Movilicémonos, que ningún afiliado se quede en casa. La democracia interna es el camino, nunca el problema. Las primarias tienen que ser el kilómetro cero del cambio que tiene que llegar a España.

Sí al futuro, Sí al socialismo,

Pedro Sánchez con militantes del PSOE en Ourense

¡¡Sí es Sí!!


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Encuentro en Ourense: No podemos resignarnos a que España no sea un país para jóvenes.

  • Ida B. Papadopulos Wagner

    En todos y cada uno de los rincones de España que visitáis (con el esfuerzo que pocos saben apreciar) vuestra voz suena como un clarín que nos seduce y nos ilusiona. No dejéis que esa voz se apague porque es nuestra voz.
    Ahora atacan con la financiación. Yo puse mi granito de arena y no me importa que lo publiqueis, pero también quiero que se sepa que es para que vuestro equipo pueda llevar adelante lo prometido. Ese es el destino y esa mi decisión. No quiero que se manipule con determinadas estrategias más o menos legítimas. Cuando quiera aportar al partido, así lo haré saber. Espero que encontréis los recursos para que no nos desvien otra vez del camino.