El PSOE opta por defender la Constitución y poner freno a cualquier quiebra unilateral de nuestra convivencia


Asegura que “discrepancias con el PP sobre lo que es y debe ser España habrá muchas, pero discrepancias sobre la integridad territorial de España, ninguna”.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, aseguró hoy que, ante la crisis catalana, “el PSOE se enfrenta a la disyuntiva de elegir entre dar la espalda a España, prolongar esta agonía en Cataluña, que lo único que hace es fracturar la convivencia, inestabilizar la política y la economía, poner en riesgo muchos puestos de trabajo de personas que son vulnerables y por los cuales nosotros existimos como socialdemocracia. Esa es una opción. Y la segunda, saber que la mejor forma de defender la Constitución es poner freno a cualquier quiebra unilateral de nuestra convivencia y de nuestro ordenamiento constitucional. Y en esa disyuntiva el PSOE opta por la segunda, opta por defender la Constitución”.

Durante su intervención en la apertura del Congreso del PSRM-PSOE, en Cartagena, Sánchez ha destacado que los socialistas “queremos dialogar sobre cómo unirnos, nunca sobre cómo rompernos” y ha criticado que el secesionismo diga que está abierto al diálogo, cuando tiene “cerrado el Parlament de Cataluña y se niegan a acudir al Congreso de los Diputados a hablar sobre la evaluación de nuestro modelo territorial y sobre la reforma constitucional”.

Pedro Sánchez se ha dirigido también a esa “otra izquierda que dice que somos el PP, esa que votó en contra de mi investidura y dejó a Mariano Rajoy al frente del Gobierno”, para decirle que “el PP y PSOE tienen profundas discrepancias sobre lo que representa España: para el PP España es la nación en la que vivimos y para el PSOE es la nación en la que queremos vivir”. “Por tanto, discrepancias con el PP sobre lo que es España y debe ser va a haber muchas, pero discrepancias sobre la integridad territorial de España, ninguna. Y eso sería bueno que lo comprendiera también esa izquierda”.

“Porque, ¿quién va a pagar la factura de esta fractura que está liderando el independentismo en Cataluña? Desde luego no va a ser la aristocracia secesionista que ahora está rigiendo las instituciones catalanas, van a ser precisamente aquellos colectivos con menos recursos y aquellos trabajadores que van a ver vulnerados sus derechos a consecuencia de la fuga de empresas, producto de esa inestabilidad jurídica, económica y social que está provocando el secesionismo”.

“Y nosotros, la izquierda de gobierno, si existimos es para defender a aquellos que no tienen recursos, a aquellos trabajadores y trabajadoras que están viendo como  sus empresas se fugan de Cataluña”. Por eso, “le digo a esos colectivos de izquierdas que lo piensen bien, porque el secesionismo nada tiene que ver con la izquierda”.

“¿Qué es de izquierdas, poner urnas sin ninguna garantía?”, “¿defender a quién está provocando una fuga de empresas, poniendo en riesgo la pérdida de puestos de trabajo?”. “Yo no atisbo a ver ninguna bandera de izquierdas en la causa secesionista”, sentenció.

Como afirmó Pedro Sánchez, “para muchos lo más fácil sería no asumir ningún tipo de responsabilidades, es lo que están haciendo” sumándose a consignas o tópicos sobre cuestiones complejas que incumben al Estado, pero “para nosotros la única alternativa en este momento decisivo es la defensa del estado social y democrático de derecho frente a quienes con sus actos y sus palabras van a terminar dañando a los más indefensos y  a la clase media trabajadora en Cataluña”. “Nosotros ejercemos una oposición de Estado y somos la izquierda de gobierno, la que los españoles esperan”, por eso “os pido unidad y convicción”, añadió.

En otro momento de su intervención el líder socialista explicó que si algo hemos aprendido a lo largo de nuestra historia es que la democracia y la descentralización de muchas competencias hacia entes autonómicos o locales siempre han ido de la mano, y que el gran acierto de la Constitución del 78 fue precisamente ese, saber combinar esa descentralización política con democracia, “porque entendimos que para consolidar esa democracia teníamos que asimilar en nuestro ordenamiento constitucional la diversidad enorme y enriquecedora de nuestro país”.

“Eso ha permitido –continuó- que en Cataluña durante los últimos 40 años se haya disfrutado de un autogobierno sin parangón en España y el conjunto de Europa, en ámbitos tan sensibles para una sociedad tan apegada a su autogobierno como es la política cultural, lingüística, fiscal o educativa”, y ha lamentado que sea eso “lo que el secesionismo quiere quebrar de manera unilateral, rompiendo con el Estatuto de Autonomía y con la Constitución del 78 que fue votada mayoritariamente por la sociedad catalana”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *