Rajoy es un político en B que carece de ejemplaridad, diligencia y compromiso


Yo soy un político en A. Rajoy es un político en B, porque lo tiene todo en B: la contabilidad, la financiación irregular, dice que va a bajar impuestos y luego los sube y manda una carta a la Comisión Europea diciendo que si gana recortará el Estado del Bienestar. Rajoy es todo en B, esconde lo que tiene, pero hay cosas que no se pueden esconder, o se tienen o no se tienen: ejemplaridad, diligencia y compromiso. Y eso Rajoy no lo tiene y yo sí lo tengo.

No puede ser que Rajoy siga cuatro años más al frente del Gobierno y que le salgan gratis estos cuatro años de gestión el próximo 26 de junio. Por eso, el próximo 26 de junio tenemos el deber de recuperar los derechos que nos han robado y tenemos la obligación de traer el cambio político a España diciendo sí al PSOE.

Durante un mitin en Las Palmas de Gran Canaria, aseguré que votar al PSOE el próximo 26 de junio garantiza dos cosas: que haya cambio en nuestro país y que haya gobierno.

Los españoles tendremos que decidir tres cosas con nuestro voto: la primera, si queremos que haya cambio o no en nuestro país; la segunda, si queremos que España recupere la senda de progreso que abandonó hace cuatro años o seguimos con los recortes y las políticas regresivas de Mariano Rajoy, y la tercera, quién va a ser el próximo presidente del Gobierno.

El verdadero adversario del PSOE el próximo 26 de junio se llama abstención. Si todos los socialistas de corazón, con o sin carnet, nos unimos y acudimos en masa a votar el próximo 26 de junio habrá un ganador, que es el Partido Socialista Obrero Español, y una ganadora, que es la sociedad española.

El cambio se ha aplazado seis meses, pero llegará y los que dijeron que no, ya no podrán decir que no y tendrán que decir que sí.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *