Encuentro en Santander: No me extraña que la derecha utilice el discurso del miedo, pero me preocupa mucho que lo hagan algunos compañeros y compañeras


Intervención de Pedro Sánchez Pérez-Castejón en su encuentro con militantes del PSOE en Santander.

Encuentro en Santander: No me extraña que la derecha utilice el discurso del miedo, pero me preocupa mucho que lo  hagan algunos compañeros y compañeras

No me extraña que la derecha utilice el discurso del miedo, pero me preocupa mucho que lo hagan algunos compañeros y compañeras

España es una sociedad diversa y tiene que asumir su realidad como una oportunidad para sumar, en lugar de como una amenaza. En realidad, lo lleva siendo mucho tiempo, por más que a fuerza de mirar hacia otro lado, pretendiéramos no ser conscientes. Hoy, 8 de abril, es el Día Internacional del Pueblo Gitano y es un buen instante para recordar que esa asignatura de igualdad en la diversidad, llevamos suspendiéndola cientos de años. No hay que remontarse a la invisibilizada “Gran Redada” del siglo XVIII -en la que Fernando VI nada menos que pretendió extinguir la etnia gitana-, para darse cuenta de que hay mucho camino por avanzar. En este día pues, reafirmo mi compromiso por una sociedad igualitaria en la diversidad y sin discriminación.

Esta mañana hemos podido compartir nuestro proyecto Somos Socialistas, con la militancia y la ciudadanía santanderina. En esa preciosa ciudad, hemos sido de nuevo testigos de la ilusión con la que los socialistas afrontamos estas primarias en el PSOE. Con esta fuerza, no solo ganaremos las primarias, sino que seguidamente desalojaremos al Partido Popular del poder. Durante estos meses he escuchado de todo, creo que no he sido objeto de más ataques por falta de imaginación. Uno de los más repetidos es que quiero “romper España”, o en su versión más interna, que quiero “romper el partido”; a veces, los más entusiastas, me acusan de las dos cosas a la vez. A mí no me extraña que la derecha utilice el discurso del miedo, no soy el primer socialista que lo sufre. Cuando alguien planta cara a esta derecha que patrimonializa el poder y que no concibe nada más allá que su forma de ver las cosas, se desatan tormentas de rayos y truenos sobre el incauto. No me extraña ese discurso, pues, pero me preocupa mucho que lo hagan algunos compañeros y compañeras. Eso nos tiene que hacer recapacitar a todos.

Encuentro en Santander: No me extraña que la derecha utilice el discurso del miedo, pero me preocupa mucho que lo  hagan algunos compañeros y compañeras

Hemos sufrido demasiado el discurso del miedo de la derecha, para ahora mimetizar el mismo desde nuestras filas para atacar a compañeros. Sobre la España que queremos y el modelo que defendemos, es de lo que tienen que ir estas primarias. La militancia tiene que escuchar a cada candidato/a cuál es su planteamiento y así escoger con conocimiento. Para eso se necesita sosiego, respeto por los planteamientos de los demás, no simplificar o caricaturizar por conveniencias cortoplacistas. De eso ya hemos tenido bastante con nuestra derecha y eso en gran parte nos ha llevado a la situación que se vive entre una importante parte de la sociedad catalana y el resto de España. Sobre eso, estos días estoy aprovechando mis viajes para ir leyendo el libro “La tercera vía”, de nuestro compañero Miquel Iceta. En él, traza los puentes, tan necesarios, para llegar a un acuerdo para Catalunya y solventar definitivamente esta situación enquistada, buena para nadie.

Nuestros militantes tendrán que escuchar los modelos que defienden los distintos candidatos para todas las materias. En muchos coincidiremos, en algunos diferiremos (y en algún caso, profundamente). Este proceso de primarias debe ser un canto al futuro, de contraposición de ideas, libre de descalificaciones y difamaciones. Estamos normalizando comportamientos que no lo son y penalizando sin embargo a quienes hacen lo que dicen y dicen lo que hacen. Es evidente que algo no va bien, cuando en esta organización los que cumplen la palabra dimiten y los que utilizan el insulto se aferran a sus cargos.

Encuentro en Santander: No me extraña que la derecha utilice el discurso del miedo, pero me preocupa mucho que lo  hagan algunos compañeros y compañeras

La ciudadanía progresista quiere un PSOE renovado, autónomo, de izquierdas y coherente, que cumpla con la palabra dada. Los militantes y los votantes quieren lo mismo: un PSOE a la izquierda, plural, participativo; un PSOE en el que la militancia ponga o quite al Secretario General, donde los poderes fácticos no nos dicten qué es lo que tenemos que hacer.

Quiero un PSOE que después de estas primarias, gane quien gane, se una generosamente alrededor de quien sea Secretario/a General y después una a la izquierda para ganar a la derecha. Por toda España escucho a miles de ciudadanos y ciudadanas para quienes el PSOE es una esperanza de mejora de la sociedad en la que vivimos, una poderosa herramienta de cambio. No estropeemos lo que tanto costó construir a quienes nos precedieron, no permitamos que nadie nos convierta en una organización subalterna de los intereses de a quienes las cosas les van demasiado bien tal como están.

Sí al cambio, Sí a la esperanza, Sí a un país mejor.

¡¡Sí es Sí!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *