Si gobierno, España será un país de acogida que diga sí a lo que Rajoy ha dicho no


Si gobierno, a partir del 26 de junio, España será un país de acogida, un país que diga SÍ a lo que Rajoy ha dicho NO durante estos últimos dos años de crisis de refugiados.

Vamos a decir SÍ a una política común de asilo a nivel europeo; vamos a decir SÍ a cumplir con nuestros objetivos de reasentamiento y reubicación en España de muchos de los refugiados y, por supuesto, vamos a decir SÍ también a la cooperación con las CCAA y con los Ayuntamientos para poner en marcha ese plan de acogida, que es lo que se merecen los refugiados y lo que quieren los españoles. Y eso lo puedo garantizar, si gobierna el PSOE a partir del próximo 26 de junio.

En las declaraciones que hice en Berlín, tras mantener un encuentro con el presidente del SPD y vicecanciller de Alemania, Sigmar Gabriel, informé de que en la reunión abordamos cómo se puede poner en marcha una política de integración cuando hay voluntad por parte de las autoridades y de los gobiernos. En mi opinión la UE tiene que ser una unión de valores, no de intereses y nuestro gobierno debe ser como la sociedad española, un ejemplo de solidaridad.

Con respecto al incumplimiento que ha hecho España de los objetivos de déficit, aseguré que Rajoy ni ha sido eficaz en la gestión de las cuentas públicas ni solidario, porque España es el segundo país en términos de desigualdad de la Unión Europea. Pagamos más impuestos, debemos más, pero recibimos menos a cambio; tenemos menos políticas sociales, menos Estado del Bienestar y, en consecuencia, creo que los incumplimientos de Rajoy los pagamos todos los españoles.

Rajoy prometió cuadrar las cuentas públicas y la herencia que nos va a dejar es: más deuda, más déficit y una multa que tendremos que pagar los españoles porque ha incumplido con los objetivos de déficit público.

Respecto al planteamiento que sobre esta cuestión hace el PSOE, expliqué que nosotros queremos negociar con Bruselas una senda de cumplimiento del déficit público más acorde con la situación económica y, sobre todo, social de nuestro país. Mi compromiso es muy firme: el gasto social en España no se va a tocar y lo que vamos a hacer es una reforma fiscal para que quien más tiene, más pague y contribuya con la Hacienda Pública, por supuesto sin amnistías fiscales.

Me preguntaron por las declaraciones de Mariano Rajoy en las que afirmaba que bajará los impuestos si vuelve a gobernar. En la respuesta me limité a decir que miente, como siempre.

También fui preguntado por si había hablado con Sigmar Gabriel de la experiencia del gobierno de coalición alemán. Negué que habláramos de este asunto y expliqué que Alemania y España no somos lo mismo, pues en España hay un presidente del Gobierno que, de haberlo sido en Alemania, estoy seguro de que habría dimitido después de enviar un mensaje de apoyo a su Tesorero, con 30 millones de euros en cuentas corrientes en Suiza.

En España la alternativa al PP es el Partido Socialista, y el próximo 26 de junio tenemos que hacer un gran plebiscito sobre si se quiere o no el cambio y decir ‘Sí’ al cambio votando al PSOE, porque si algo ha quedado claro en estos seis meses de legislatura fallida es que somos el partido que ha trabajado por hacer posible ese cambio.

Para leer nuestro manifiesto pincha el enlace: POR UNA EUROPA SOLIDARIA

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *