Encuentro en Valladolid: Decir no a Rajoy es decir sí al progreso 3


Intervención de Pedro Sánchez Pérez-Castejón en su encuentro con militantes del PSOE en Valladolid

Encuentro en Valladolid: Decir no a Rajoy es decir sí al progreso

Impresiona ver un lugar tan grande como la Cúpula del Milenio, en Valladolid, tan lleno de militantes socialistas; de personas que, como en toda España, han decidido volcar toda su ilusión en transformar sus anhelos en esperanza. ¿Quién dijo que la gente de esta Comunidad era fría? Yo he sentido el calor como nunca. Gracias, gracias, gracias.

Hoy con nosotros ha estado gente muy especial y me ha hecho mucha ilusión ver a Demetrio Madrid, ejemplo de la ética en política. Demetrio fue el primer presidente de la Junta de Castilla y León, víctima de falsas acusaciones y ya entonces dimitió para que la institución no se viera afectada por ello; luego fue absuelto. Demetrio dio un ejemplo hace más de 30 años que el PP no ha entendido todavía hoy. Dijo Pablo Iglesias, nuestro fundador, que tan importante para las organizaciones políticas eran las ideas que se defendían, como la ejemplaridad de sus dirigentes. Gracias compañero, tu abrazo y aliento significa mucho para mí, sigues siendo hoy un ejemplo.

Había muchos amigos y amigas queridos en Valladolid. Estaba Agustín, el secretario general de la UGT en Castilla y León, esa organización hermana que nos recuerda todos los días a quiénes nos debemos los socialistas. Estaba Luis Tudanca, el secretario general de los socialistas de esta tierra, un líder preparado, un político de convicciones profundas, con fuerza e ideas claras; que defiende lo mismo que yo, que todos nosotros: un PSOE de izquierdas, autónomo, donde la militancia decida. Gracias, Luis, gracias por tu trato exquisito y tus facilidades sin distinción para que los candidatos podamos desarrollar este proceso en las mejores condiciones. Estaba Tomás Rodríguez Bolaños, a quien sus paisanos en Valladolid todavía recuerdan con cariño y para quienes por siempre será alcalde de Valladolid en sus corazones; eso es lo más bonito que le puede pasar a uno en política.

Encuentro en Valladolid: Decir no a Rajoy es decir sí al progreso

No puedo dejar de pararme en mi amigo Óscar Puente, con quien he tenido el privilegio de hablar hoy en el acto. Óscar, como alcalde de Valladolid, ha demostrado visión, diálogo, cercanía, convicción. En la semana en que Save the Children denunció que uno de cada tres niños en España sufren pobreza, quiero reivindicar el compromiso de alcaldes como Óscar, que abrió comedores escolares durante el verano, y que habilitó ayudas para que las familias en dificultades pudieran comprar material escolar. Gracias, alcalde, gracias amigo. Con tus hechos y con tu palabra demuestras que no es lo mismo que gobiernen los socialistas, a que lo haga la derecha.

Estaban muchos alcaldes y alcaldesas hoy con nosotros, porque eso somos nosostros. Decir municipalismo es decir socialismo, sin distinción. Así que he aprovechado el acto de hoy para anunciar que si en el próximo Congreso contamos con la confianza mayoritaria de la militancia, crearemos el Consejo Federal de Alcaldes y Alcaldesas socialistas. Para que vuestra voz de los pueblos y las ciudades cuente e importe en las políticas de la nueva Ejecutiva Federal.

A todos y todas hoy nos unía en Valladolid una esperanza: devolver al PSOE a la senda que nunca debió perder, la de un partido autónomo, coherente y creíble. Que cumple con la palabra dada. Un PSOE que dice no a Rajoy, y que vota no a Rajoy. Porque decir no a Rajoy, es decir sí a un nuevo Estatuto de los Trabajadores que acabe con la reforma laboral del PP. Es decir sí a una nueva ley educativa que ponga fin a la LOMCE.

Es decir sí a un nuevo Pacto de Toledo, que garantice pensiones dignas. Es decir sí a un Pacto de Estado contra la Violencia de Género. Por eso decimos no a Rajoy. Y se lo vuelvo a decir a Rajoy: no se debe confundir gobernar con chantajear. Y sí, efectivamente pueden temerlo: Si ganamos estas primarias no habrá votos socialistas para políticas de derechas.

Reivindicamos un Partido Socialista de izquierdas (¡parece que cuesta decirlo!); el PSOE siempre fue la gran fuerza del cambio de la democracia española desde la izquierda, nunca desde el centro. Y también revindicamos un PSOE ganador, cómo no lo vamos a hacer. Y un PSOE ganador es un PSOE unido a su historia, unido a sus compromisos, unido a su militancia y a sus votantes. Cuanto más poder de decisión tenga la militancia, más pegado a la calle estará el partido.

Encuentro en Valladolid: Decir no a Rajoy es decir sí al progreso

Nos enfrentamos a un proceso singular, qué decidirá qué será el PSOE para los próximos años. Por eso hay que rechazar esa vieja idea, defendida por algunos, de que es mejor resolver el liderazgo de la organización a la vieja usanza, por arriba y sin votación, con una candidatura única. No. A la sociedad española no le valen las soluciones de hace 30 años. Al PSOE tampoco. Nosotros defendemos que quienes no fueron escuchados sobre la abstención al PP, los afiliados, esta vez hagan escuchar su voz, con su voto. El camino emprendido hoy en Valladolid, como en otras muchas ciudades y pueblos de España, el camino que nosotros defendemos, es el de un PSOE que lidere y vertebre el cambio, un futuro para el PSOE y también para España que pase por unir a toda la izquierda, no por unirse a la derecha.

En la España de hoy, sólo el PSOE puede vertebrar un sistema político tan fragmentado. Contamos con el proyecto político, y con la capacidad de diálogo necesaria para construir consensos hoy rotos. Dialogo y consenso con los sindicatos, rotos por la reforma laboral del PP; dialogo y consenso con la comunidad educativa, rotos por la ley educativa de Rajoy; con las comarcas mineras, a las que ha abandonado incumpliendo el Plan del Carbón, cuencas a las que respaldamos y respaldaremos – gracias a tanta gente de las cuencas mineras que se han desplazado hoy a Valladolid, nunca falláis y nosotros no os fallaremos- ; diálogo y consenso rotos pero necesarios con las asociaciones de mujeres ante el abandono de las políticas de igualdad y lucha contra la violencia de género…

Sólo el PSOE tiene la capacidad de dialogo con todos para construir grandes consensos y rehacer compromisos con colectivos y con otros partidos políticos y con ello encontrar soluciones a los grandes problemas del país. También a la cuestión territorial enquistada por el inmovilismo de unos y el rupturismo de otros. Después de las últimas elecciones, el PSOE dio lo mejor de sí mismo, la capacidad para dialogar y consensuar con otras opciones de cambio, para que éste fuera posible en todas las ciudades y comunidades autónomas donde existía esa posibilidad. En Valladolid lo saben bien, fueron un ejemplo entonces y lo siguen siendo hoy como modelo de éxito. Ante la situación territorial que vuelve a vivir nuestro país y hoy precisamente, desde Valladolid, he querido reafirmarme en mis convicciones. La primera es que defiendo la unión de los pueblos de España. Defiendo la unión de una España diversa y federal, constitucional y democrática. Otra convicción que tengo es que Rajoy es corresponsable principal del problema: recordemos cómo, como líder de la oposición, recogió irresponsablemente firmas contra el Estatuto de Catalunya; y cómo hoy, su inacción como presidente del gobierno pone en riesgo la integridad territorial de España. Sólo con Rajoy se ha producido una declaración de independencia en Catalunya, nunca ocurrió con el PSOE. Cuando los socialistas salimos del gobierno el porcentaje de voto independentista en Catalunya era del 7%, con el PP ha llegado al 48%. Busquemos soluciones. Sólo hay dos alternativas: o forzar la confrontación o abrir el diálogo. Para los socialistas, el mejor modo de rebajar un conflicto es el diálogo. La derecha española se queda solo en la ley, los separatistas se quieren saltar la ley. Sólo los socialistas somos capaces de construir consensos desde la legalidad. La mayoría de catalanes quiere seguir formando parte de España, pero de otra manera. Nosotros defendemos que los ciudadanos voten por un acuerdo, no por una ruptura. Y el acuerdo es la reforma constitucional. La reforma constitucional no es un fin en sí mismo. Es el camino para recomponer consensos rotos.

Desde aquí quiero seguir animando a que quien dentro del PSOE tenga otras ideas, las defienda con total libertad. Es el momento. Debatamos y defendamos nuestras ideas con convicción y con el respeto que nos debemos. Nunca un socialista será mi adversario, siempre he tenido claro que mi adversario se llama Partido Popular y los poderes que lo sustentan. Democracia sí, pero partido. Debate sí, pero unidad. Competición sí, pero entre compañeros. Aprovechemos las primarias para fortalecer nuestro partido, y con ello a la democracia española. Demos una lección de respeto y compañerismo, de democracia y libertad, de autonomía política y de dignidad.

Con mis compañeros y compañeras en Valladolid he vuelto a reiterar mi compromiso: candidaturas puede haber muchas, modelos de partido solo dos; y PSOE no hay más que uno. Por eso gane o pierda, exigiré unidad y lealtad al Secretario General.

Muchas gracias Valladolid, muchas gracias Castilla y León. ¡A recuperar el PSOE!


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 ideas sobre “Encuentro en Valladolid: Decir no a Rajoy es decir sí al progreso

  • Luis Muñoz

    Por su parte los presuntos primeros espadas de la gestora , como los malos toreros, dudan y temen saltar a la arena, no sea que solo llenen media plaza. Mandan primero a sus subalternos para que le realicen la faena, cuyos lances hasta ahora sólo ha sido una media verónica con puñalada y apoyar a “don tancredo”. Si bien cuentan con el apoyo de poderosos e influyentes apoderados y “capitalistas” que llos llevan en volandas, e incluso de cierta prensa como K.O. diario, la sinrazón y el parchís que los halagan y promocionan.
    En cambio ayer en Valladolid lleno hasta la bandera y la afición entregada¡¡

  • Faustino Gomez Perez

    Hoy he vuelto a sentirme como un socialista auténtico. He visto a la gente en Valladolid comprometida y entusiasmado con el proyecto de Pedro Sánchez. Un proyecto de auténtico socialismo, del que hacía muchos años carecíamos.
    Hasta se respiraba aquel ambiente de hace mucho tiempo, y se ha cantado la Internacional………Ha sido muy fuerte.
    ¡Ánimo Pedro!, que los auténticos socialistas no te dejaremos en la estacada.
    Una noticia que llega a romper el bloqueo mediático a Pedro Sánchez. Al parecer el aislamiento funciona muy bien porque cuanto más lo aíslan más se le llenan los mítines de precampaña. La gestora sigue encerrada en su castillo de sueños diciendo que sin Sánchez el PSOE ya es la segunda fuerza política.