Vamos a recuperar la sanidad universal y a eliminar los copagos


Es innegable que la sanidad pública y universal que puso en marcha el primer gobierno socialista presidido por Felipe González ha sido a lo largo de muchos años la joya de la corona de este país, el servicio público mejor valorado por los españoles y un motivo de enorme tranquilidad para todos, especialmente para los ciudadanos más vulnerables.

Hace cuatro años Rajoy llegó a la presidencia del Gobierno y mucho han cambiado las cosas desde entonces. En solo una legislatura, la derecha española no ha tenido ningún complejo en reducir en 30.000 millones de euros los recursos destinados a la sanidad, una decisión que ha mermado notablemente la calidad de los servicios en muchas Comunidades Autónomas y ha dejado sin empleo a centenares de profesionales sanitarios.

Los recortes del señor Rajoy en política sanitaria han generado una situación inédita en España, pues ahora muchos ciudadanos se preguntan si vamos a tener la mejor cobertura –y si esa cobertura va a estar garantizada- en el caso de caer enfermos.

Los duros recortes de Rajoy se han traducido además en copagos abusivos, en la subida del IVA a los productos sanitarios del 10 al 21% y en la eliminación de los fondos de cohesión, dejando sin financiación estrategias de salud tan importantes como la lucha contra el cáncer, SIDA, paliativos o tabaquismo. El Gobierno tampoco ha sido capaz de responder a la demanda de la incorporación de los nuevos tratamientos frente a la Hepatitis C. Han sido los ciudadanos quienes lo han peleado y lo han ganado.

Rajoy ha dejado sin sanidad a los jóvenes de más de 26 años que no han tenido un empleo dado de alta en la seguridad social, a muchas mujeres separadas y a la población inmigrante sin documentación. Esta situación nos avergüenza como país y tiene que terminar cuanto antes.

Los socialistas tenemos muy claro que hay que blindar el sistema. Por eso, vamos a incluir la Protección a la Salud como un derecho fundamental en la Constitución.

Volveremos a la cobertura universal de la sanidad y a reforzar sus valores de servicio público.

Vamos a eliminar los copagos por injustos y porque son una barrera de acceso a los medicamentos para pensionistas, parados y colectivos vulnerables.

Vamos a impulsar la investigación, la innovación y formación de los profesionales sanitarios para garantizar su permanencia en el sistema público.

Vamos a reducir las desigualdades y vamos a promover la salud en todas las políticas.

Vamos, en definitiva, a recuperar lo que nunca debimos perder. Fuimos los socialistas quienes desde el Gobierno pusimos en pie el Estado del Bienestar y quienes conseguimos que buena parte del mundo nos envidiara por nuestro sistema de salud. No podemos tolerar que el deterioro de los servicios públicos vaya a más. A partir del día 20 de diciembre podemos recuperar todo aquello que logramos juntos y que nos hizo sentir orgullosos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *