Intrahistoria - Robótica y Empleo - Página de Pedro Sánchez Castejón
16490
post-template-default,single,single-post,postid-16490,single-format-standard,qode-news-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-13.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Intrahistoria – Robótica y Empleo

 

 

Jerónimo González, en Valencia, me expone sus preocupaciones en torno a un asunto del que se habla menos de lo que debiera: el impacto de la robotización en la economía.

Jerónimo empezó a trabajar en Renault, en la planta de Villamuriel de Cerrato (Palencia ) en 1978. La suya es una vida profesional dedicada a una empresa en la que fue construyendo una carrera profesional a base de sacrificio, esfuerzo y afán de mejora constante. Hoy, con la autoridad que da la experiencia, me cuenta lo que ya está pasando. Cómo los jóvenes de hoy acceden en condiciones profesionales y salariales precarias, con contratos temporales y sueldos de 800 euros.

Me habla de los orígenes, cuando las máquinas eran un aliado para mejorar las condiciones físicas del desempeño de tareas que implicaban más riesgos profesionales y fatiga, y que hoy representan recorte de plantillas y empeoramiento de las condiciones laborales de los trabajadores. Jerónimo piensa, no tanto desde las expectativas propias, sino de lo que cree que aguarda a los más jóvenes, a los que se incorporan ahora al mercado de trabajo. Y del impacto que esas transformaciones van a tener en una generación que, contrariamente a lo que siempre pensamos, no tiene garantizado que vaya a vivir mejor que la de sus padres por primera vez en mucho tiempo.

Jerónimo reflexiona sobre asuntos que tendrán impacto no sólo en su propia vida. Sino en la de los que vendrán. Y pienso que ello le honra, como trabajador, pero también como ser humano.